fbpx
ENVÍOS A TODO EL PAÍS ✈ | Compra en línea y retira en la tienda

Propaganda i ataque (1888), chicas amore mio pareja citas

Vicio capital de la literatura peruana, la fraseolojia. Tomese un frecuente i recorrase el editorial ?que se encuentra? palabras. Tomese un semanario i lease las composiciones en verso ?que se localiza? palabras. Estamos en el caso de reiterar con Hamlet ?palabras, terminos i terminos!

Padecemos de logomania o logomaquia i deberiamos hacer el plan, concebido por Saint-Just, de emular a los lacedemonios i fundar un premio de laconismo. Si, laconismo, nunca Con El Fin De convertir el idioma en jerga telegrafica, sino Con El Fin De encerrar en el menor cantidad de terminos el de mi?s grande nA? de ideas; no para dilucidar las cuestiones en una sencilla jaculatoria de cinco lineas, sino para conceder al pensamiento el progreso ventajoso i a la oracion la estension indispensable podemos ser difusos en una linea i concisos en un bulto.

Atolondrados con el monotono chapoteo de un idioma campanudo i hueco, nos vemos como hundidos inclusive vi­a cuerpo humano en torrente que se derrama por cauce pedregoso i ancho el ruido nos ensordece; sin embargo la normal no alcanza arrastrarnos.

Entre la indecision i vaguedad sobre la turbamulta, se delinean dos grupos de escritores unos que hablan a lo Sancho Panza, con idiotismos, dicharachos i refranes; otros que s’espresan a lo don sonador, solemnemente, en clausulones altisonantes i enrevesados.

Poseemos jerigonza procesal, jerigonza universitaria, jerigonza periodistica, jerigonza criollo-arcaica, en fin, todas las jerigonzas que dicen al idioma igual que las forunculos cutaneas a la tez. Todo Existen, menos el garbo franco i leal que precise la fisonomia de el individuo, que diferencie al varon de los otros varones, que encierre la demostracion exacta de el yo. Cualquier Existen, menos el lenguaje Naturalmente i sustancioso, con la virtud del agua i del pan, nunca cansar.

Nunca surje la temperamento eminente que seduzca i se imponga, lo que seri­a un bien i un mal un bien, porque toda eminencia literaria induce a imitacion i ahoga la libre energia del individuo, un mal, por motivo de que no habiendo superioridades, las falsificamos i nos convertimos en adoradores de medianias i mediocridades.

Los viejos se repiten o se esterilizan, los jovenes no se estereotipan aun con rasgos definidos i claros. Muerto Althaus, paralitico i agonizante Salaverry, espatriado Arnaldo Marquez, semejante ocasii?n por carecer aca sobre viento i lugar ?quien nos queda? No obstante, naciones desdenadas por nosotros poseen hoi un Montalvo i un Llona, un prosador i un poeta.

Carecemos sobre excelentes estilistas, porque nunca contamos con buenos pensadores, porque el estilo no es mas que mortandad de estas ideas a cuerpo debil, sangre anemica. I ?como pensaremos bien si aun respiramos en atmosfera sobre la Edad media si en nuestra formacion jiramos por las proximidades sobre los esteriles dogmas catolicos, si no logramos espeler el virus teolojico, heredado de los espanoles?

Incluso en los cerebros con presuncion de sanos reina espantosa confusion, ya que las ideas mas diverjentes i divorciadas cohabitan en afectuoso consorcio. No se pida lojica soneto que se abre con ofensa racionalista se cierra con declaraciones sobre fe; discurso con exordio en favor de Darwin lleva peroracion en resguardo de el Genesis. De concebir una cosa similar al desorden estrambotico sobre nuestra verbosidad incoercible, imajinese la promiscuidad de un ejercito en derrota, o el revoltijo despues de un incendio por la boca sobre un costal repleto con los comestibles sobre una bodega i las alhajas sobre una plateria, brotan en risible confusion, nabos i rubies, garbanzos i brillantes, roscas sobre morcilla i collares de perlas.

Predomina el catolicismo liberal o tolerancia catolico. Periodistas i literatos arrojan a un solo modelo el Syllabus i la Declaracion sobre los derechos del hombre. Adoran en dos altares, como algunas mujeres consagran al rezo hasta una fraccii?n del aniversario i al amor libre la una diferente mitad. Olvidan que el liberalismo catolico representa en el orden moral el exacto rol que en el equilibrio fisico representaron los lagartos voladores de la estacii?n secundaria organismos con alas de pajaro i torso de reptil, seres que hoi vuelan i manana rastrean.

Bastantes, con aire de iniciar el decimotercio labor de Hercules, cojen la pluma i disertan horas de horas referente a liberacii?n de cultos, referente a cementerios laicos i especialmente referente a los dos tesoros sobre su arca santa, el patronato nacional i el exequatur; sin embargo cuando se provee asentir los principios sobre la Ciencia optimista i utilizar sus lojicas i tremendas conclusiones, cuando llega la situacion de blandir el hacha Con El Fin De dar el ataque recio, por lo tanto retroceden espantados, i (adios decimotercio trabajo sobre Hercules!).

Los escritos sobre nuestros mas audaces liberales parece pequeno la cupula de la catedral entre impacto de vasos, vapor sobre caldo i gritos blasfemos, s’escucha de cuando en cuando el soplido de el organo, la interminable salmodia sobre fraile sonoliento i el chisporroteo sobre velas hisopeadas con agua bendita.

En fin, el juicio sobre la literatura peruana se resume en una linea conjestion sobre terminos, anemia de ideas.

Intentese hablar al villa de las intereses i con facilidad comprendera que si anteriormente se hizo todo con el novio, No obstante en beneficio de unos cuantos, llega la hora que el novio haga todo por si i en beneficio mismo. Al redactor le cumple abrir los ojos de estas muchedumbres i aleccionarlas para que no las coja desprevenidas el gigantesco desplazamiento de liquidacion social que se inicia Ejemplos de perfiles joingy hoi en las naciones mas civilizadas.

Harto se hablo a la Humanidad de sus obligaciones, para que se recuerde bien de sus derechos. ?Abajo esas mentiras normal sobre respeto i resignacion! La totalidad de las antiguallas respetadas, no obstante no respetables, sirvieron sobre complices a la tirania relijiosa, administracion i social. Consideramos el trascurso de siglos igual que una consentimiento, cuando, por el contrario, los fallos mas antiguos merecen mas odio i conflagracion mas implacable, por motivo de que mas tiempo enganaron al varon i mas perjuicios le causaron. Abramos bien los ojos i veremos Cristalino veremos que gran cantidad de individuos nos “parecen colosos porque al medirnos con ellos nos arrodillamos”, veremos que respetamos hoi como sagradas las abominaciones que nosotros mismos consagramos ayer, veremos que nos conducimos como el crio que vuelve sus espaldas a la vela i s’espanta con la jigantesca proyeccion sobre su misma sombra.

0
    0
    Tu carrito
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda